Dame.

Dame.
Dame que todo te daré,
dame siempre,
dame tanto que no quepa en mi,
dame a manos llenas,
dame todo, dame nada,
dame lo que no te puedo dar,
dame a probar lo dulce, lo amargo, lo prohibido,
dame el amor que das en sueños,
dame el sollozo de aquel adiós eterno,
dame aquello que diste y no fue correspondido,
dame tu esencia infantil que tanto me molesta,
dame tu risa en verano, sentados, desnudos en el jardín,
dame tu último suspiro antes de dormir,
dame un buenos días con sabor a ti,
dame tus manos frías y toca mi pecho,
dame aquello que no tienes,
dame el recuerdo de viejos amores,
dame lo que callas, lo que prometiste nunca decir,
dame el olvido de tus amantes,
dame la aventura entre tus piernas,
dame la música con la que escribes,
dame todo lo que quieres darme,
dame y piérdete en mi cama, entre sábanas y caricias,
dame en blanco y negro tu partida,
dame tiempo, dame vida,
dame primero, segundo y tercero,
dame la certeza de que no te irás de mi,
dame de ti para llenar la herida,
dame tu piel para cubrirme del silencio,
dame tu voz a gritos, en susurros o gemidos,
dame una canción nueva cada día,
dame un beso a obscuras, dámelo despacio, húmedo, cálido,
pero no, amor mío, no me pidas que te dé,
pues suelo dar de más y sin medida,
ésto y más por siempre, vida mía,
pero dame, dame y no te vayas,
dame y quédate por siempre,
dame, que te quiero dar.

(Maeda, L. 2016)

Advertisements